compartir

domingo, 26 de abril de 2020

Mi mascota, el aislamiento y yo

Mi mascota, el aislamiento y yo
El confinamiento en casa debido al estado de alarma por el Covid-19 supone un gran reto para toda la familia porque supone una alteración drástica de las rutinas, incluyendo la de gatos y perros, cuya salud física y mental podría verse afectada.
Aunque “el confinamiento por el Covid-19 no afecta de igual manera a perros y a gatos”, explica a Efe Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity, FA, (www.fundacion-affinity.org), entidad que investiga el vínculo que se crea entre las personas y los animales, así como los beneficios de los animales de compañía en la sociedad.
El bienestar de un perro depende de tres aspectos fundamentales: la práctica del ejercicio físico, la exploración del entorno – especialmente mediante el sentido del olfato –  y el contacto y la interacción social. Todo lo cual puede verse afectado o reducido drásticamente por la situación excepcional que vivimos, según la FA.
Aunque las autoridades permiten sacar a pasear al perro, para que pueda hacer sus necesidades, ponen algunas limitaciones que afectan a sus actividades físicas y de sociabilización, ya que los paseos deben ser cortos, de forma individual y sin entrar en contacto con otras personas y perros, apuntan.
Por su parte, para los gatos, que suelen estar solos muchas horas, resultan cruciales la modificación de las rutinas y la alteración en el uso del espacio, derivados del confinamiento en casa.
Estas mascotas perciben estos cambios como una pérdida de control sobre el entorno, por todo lo cual pueden estresarse en esta situación, según esta fundación.
Los gatos domésticos están acostumbrados a estar en casa y no salir  y “el principal cambio que ellos experimentan es que ahora las personas estamos también todo el día en casa”, señala Isabel Buil.
Señala que “los gatos forman vínculos afectivos intensos con nosotros, pero son más independientes que los perros y necesitan su espacio. En este sentido, para asegurar su bienestar, es muy importante respetar esta independencia. De lo contrario, el gato podría sufrir estrés”.
Buil hace un llamamiento a “ser más pacientes estos días con los animales de compañía. Ellos no pueden entender lo que está sucediendo y puede que, al ver alterada su rutina, estén más nerviosos de lo habitual en ciertos momentos”.
Además esta experta comparte con algunas claves prácticas para garantizar el bienestar de perros y gatos durante la pandemia del Covid-19.
CUIDANDO LA SALUD FISICA Y MENTAL DE LOS CANES
“Nos enfrentamos a una situación nueva para todos, también para los perros. Para mantener su bienestar físico y mental, es importante darles la posibilidad de hacer ejercicio físico, tener contacto social y explorar el entorno ya que, si no lo hacemos, puede que el animal se muestre más alterado y nervioso durante el confinamiento”,  señala la directora de la FA.
Apunta que desde Fundación que dirige se recomiendan tres actividades que todos podemos efectuar en nuestras casas:.
1.- Jugar  a diario con el perro en casa, un mínimo dos veces al día ,y al menos, durante 15 a 20 minutos en cada ocasión.
La dinámica más conocida es lanzar una pelota u otro juguete y que el perro tenga que ir a recogerla, pero existen otras opciones igual de estimulantes que requieren de menos espacio, como jugar al escondite de comida: esconder bolitas de pienso o premios en diversos puntos de una estancia, sin que el animal lo vea, y animarle a buscarlos, según Buil.
2.- Aprovechar para reforzar su educación con técnicas de adiestramiento en positivo.
El adiestramiento en positivo se basa en evitar el castigo y reforzar el buen comportamiento del animal de compañía mediante refuerzos como la comida, juegos o caricias, para enseñarle qué puede hacer y qué no, estableciendo límites.
No se espera a que el perro se equivoque para corregirlo, sino que se centran los esfuerzos en promover que se comporte bien.
3.- Controlar su peso de forma periódica, ya que ahora la práctica de ejercicio físico está limitada.
Hay que prestar especial atención a la alimentación del perro para que no aumente de peso, para lo cual la FA sugiere convertir el momento de la comida en un juego estimulante.
Una opción consiste en hacerle agujeros al cartón de un rollo de cocina, introducir dentro bolitas de pienso y tapar los dos extremos. Así se estimula mentalmente al animal para que logre obtener la comida y la ingiera poco a poco, señalan.
También se puede colocar un trapo dentro de una caja y esconder entre sus dobleces, bolitas de pienso que luego el perro deberá encontrar, o utilizar un  comedero  especial “antiglotones”, que entrega el alimento gradualmente, facilitando una alimentación más lenta y una mejor digestión, según Buil.
REDUCIENDO EL ESTRÉS DEL FELINO CONFINADO
Buil considera que “los gatos no deberían padecer en especial el período de confinamiento, excepto aquellos que tenían acceso al exterior de la vivienda antes de decretarse el estado de alerta".
“Los problemas que podemos observar en estos animales podrían derivarse de un exceso de contacto por parte de la familia, sobre todo si en ella hay niños pequeños”, asevera la experta .
“Si en casa hay niños, es importante que los adultos les supervisen y aseguren que también respetan las necesidades de espacio y privacidad del gato, además de vigilar y ponerle límites al juego de los niños con el minino”, recomienda Buil.
“Nuestras recomendaciones básicas son, en primer lugar, dejar que sea el gato quien decida cuándo establecer contacto con nosotros para obtener caricias y, en segundo lugar, jugar con él dos veces al día, en sesiones de 10 a 15 minutos de duración, cuando veamos que el animal está receptivo”, señala Buil.
Los gatos suelen permanecer muchas horas en soledad, así es que, para no  estresarlos durante la cuarentena, otra medida que se puede tomar es dejar una habitación vacía, para que el felino pueda estar solo y tranquilo, como haría en un día normal, según la FA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VIDEOS